jueves, 20 de noviembre de 2008

La mala costumbre de escribir

Mora Rodríguez Midón
Lara Schwieters

El camino del escritor
“Siempre escribí, incluso en el secundario. Me gustaba mucho leer, de hecho lo que más hago en la vida es leer”. Pero fue durante la época de De La Rúa que el escritor Jorge Lavalle (*) quebró y se separó. Fueron muchos cambios, todo a la vez… y entonces se encontró viajando y viajando, llenando sus cuadernos de historias.
“Cuando volví de Brasil quería hacer un posgrado, pero no estaba el que yo quería y podía bancar. Era una época en la que estaba deprimido, no tenía trabajo fijo, manejaba un remis y quería algo más en la vida. Un día fui a la UNaM, para averiguar en qué carrera me podía meter”. El objetivo era perfeccionarse como escritor, buscar herramientas que le permitieran producir mejor.
“En segundo año, en la materia de Comunicación I, la profesora Elena Maidana, nos pidió observar los barrios. A mí me toco Villa Sarita por sorteo. Empecé a investigar y me encontré con un señor muy especial, un viejo que fue el único que me contó que conoció a Sarita, me dijo: “yo la conocí a Sarita, buena muchacha”, el resto, el mito urbano me decía que era una prostituta. Y este hombre, Tomasito se llama, dice ”no, yo la conocía, vivía acá enfrente”.
La historia del barrio tomo forma de informe académico. Al año siguiente en otra materia vio la fórmula aristotélica del relato, la novela romántica. “Yo nunca había hecho una novela, siempre escribí cuentos cortos, poesía o algo así como ensayos”. Para ese entonces ya tenía dos libros de cuentos y poesías publicados artesanalmente. Con la fórmula volvió a Villa Sarita y se reúnió con Tomasito y comenzó a investigar. “Tomé esta situación, la situé en un tiempo, que era el que me contaba Tomasito de cuando el tenía 10 años, inventé los personajes pero todo en base a lo que me dio la investigación, por ahí hay datos que se dan por separado pero después yo los junté. Entonces con la formula aristotélica y la investigación armé la novela, sólo, sin mostrarle a nadie hasta el día que se publicó en junio del 2004”. Hoy Sarita va por la quinta edición.
Al año siguiente se animó un poco más y escribió otra novela, “Che Mitaí... mi niño Ernesto” sobre los primeros años de vida del Che Guevara. El éxito de su anterior novela le permitió realizar un acuerdo con el diario Primera Edición para difundir y distribuir su nueva obra.
A la historia de la infancia del Che le siguió la novela “Andresito y la Melchora”. Un año de investigación profunda, de viajes, lecturas y entrevistas le dieron a Lavalle la materia prima que daría vida a la figura del héroe regional Andrés Guacurarí.


Los mitos según Lavalle

“El ser humano siempre necesitó creer en cosas sobrenaturales -eso que trasciende la vida terrenal y tratar de darle explicaciones a lo inexplicable. En cada región hay mitos y leyendas típicos, en relación a la naturaleza y los animales y seres extraordinarios como el Pombero y el Yasí para nosotros”, dijo Lavalle en la presentación de su nuevo libro “Releyendo mitos” el jueves 6 de noviembre pasado. Está basado en los principales mitos y leyendas de Misiones e ilustrado por artistas locales.
“Yo lo que hice fue tomar estas leyendas clásicas pero le di un formato de narrativa que uso yo, en el que hago hablar a los personajes. Hay un narrador que cuenta la historia, que cuenta como termina, y yo lo que hago es tratar que mis personajes introduzcan otras voces, que la voz del relato no sea solo la del relator”, explicó.
Lavalle logró ubicar a todos los personajes de los mitos de la región en la cotidianeidad urbana. El Yasí yateré instalado en la plaza 9 de Julio puede sorprender a primera lectura, pero si pensamos que, de un tiempo a esta parte, Halloween dice presente en la ciudad, ¿que nos puede impedir ver al Yasí por la plaza?.
“Jorge viene malacostumbrándonos a una presentación de un libro por año. Pero esta vez fue un poco más allá del mito. Lo tomó y lo cargó de una ficción para poderle dar aquí el formato del cuento. Mas allá de eso en el final de cada uno de los cuentos hace el relato de la creencia que da origen a cada uno de los cuentos”, remarcó el licenciado Carlos Arancio, quien colaboró con la guía de actividades para los docentes. En esta publicación Lavalle dio un paso más y junto a su colaborador dejó en clara evidencia su vocación docente.


Imprimir con promesas

A la hora de pensar en editar el libro Jorge Lavalle tampoco encuentra impedimentos. Con perseverancia y de a pie recorrió los diferentes estamentos educativos, hasta dar con una respuesta del Ministro de Educación de la Provincia, Hugo Pasalacqua.
El escritor relata que cuando le explicó a Alberto Aguirre, el dueño de la imprenta Creativa, su intención de tramitar un subsidio el le dijo “bueno si te dan, bien y sino igual lo publicamos”. Y así fue que, pese a que hasta el momento no recibió el dinero prometido- los ejemplares se imprimieron, con promesas. “Es siempre un después te pago”, indicó, y con esta metodología, y sin dejar de saldar sus cuentas ya van por la séptima edición de “Sarita” y la cuarta de “Andresito” en el lapso de un año. La intención de gestionar a través del ministerio es para poder donar 100 ejemplares con guía de actividades a docentes y establecimientos educativos de la ciudad y del interior, ya que la mayoría de sus libros se usan como material de lectura en los colegios.
“Es muy fuerte la voluntad de Aguirre”, rescata Lavalle, “Yo de otra manera no hubiese podido mantener en librerías mis libros. Publicar para mí es un esfuerzo enorme, yo molesto bastante a todo el mundo, al ilustrador, al imprentero, a los medios, hay toda una movida a la hora de publicar. Siempre así para adelante, siempre con ganas de hacer las cosas, lo pulimos, nos sentamos, corregimos, lo llevamos… es un trabajo permanente que vamos haciendo hasta que llega un punto que te parece que esta terminado y bueno eso se imprime, pero todo lleva un trabajo bastante arduo hasta el trabajo final”.
Por su parte, el imprentero creativo relató: “Jorge es un caso particular. Me viene a ver como tantos otros escritores y me tira dos o tres frases como -Mirá yo quiero vivir de la literatura”. A lo que responde: -Bueno si vos querés vivir de la literatura está bien, me parece bárbaro. “Y así fue que vino con “Sarita” y lo imprimimos, pero resulta que al poco tiempo volvió. ¡A la pucha, que pasa?! Detrás de “Sarita” vino “Che mitaí” y después “Andresito y la Melchora””.
“La verdad es que estamos enfrente de un hacedor, un ejemplo de gente que dice -¿por qué no, qué me impide hacerlo?. Nosotros podemos hacerlo. Hay gente que dice no, la gente no lee y otras estupideces más, pero podemos.”, dijo.
“Creo que Jorge es un ejemplo de que se puede, y además reúne otras condiciones: hace el libro, barre, hace el café, prepara la notita, hace todo el circuito, hace la promoción. Nos invita en cada libro a creer que se puede, que nosotros podemos. Nos está diciendo que somos capaces”, finalizó.

(*) Jorge Luis Lavalle

Nació en Gobernador Virasoro, Corrientes en el año 1968, reside en Misiones desde su infancia. Es Ingeniero Agrónomo, estudiante de Comunicación Social y escritor de poesía, cuentos, artículos periodísticos, novelas y obras de teatro.Libros publicados: Historias de Posadas (cuentos), Extrañezas (poesía), Sarita, una historia posadeña (novela), 78 el otro mundial (cuentos) y Che mitaí (novela)Obras de teatro estrenadas: Almacén Villa Sarita, El lirio blanco, Las vueltas de la vida, En el medio.

Entre aplausos y homenajes

María Victoria González Alderete

En el mes de septiembre en la ciudad de Posadas se realizó el XX Festival Provincial de Teatro. Este año participaron aproximadamente diez obras, de las cuales quedaron seleccionadas tres, entre ellas “Trátala con Cariño”, la cual va al Regional de Teatro sólo a modo de participación y no a competir.
Algunos de los requisitos para participar en el Festival fueron que el elenco esté compuesto el 40% por artistas de la provincia; o si hay actores invitados, no deben superar el 20%. Otro requisito es que por lo menos se hagan determinada cantidad de presentaciones antes del Festival, por ejemplo 8, como este año. Los grupos seleccionados tienen estadía paga durante la duración del evento, además de que cuentan con seminarios de iluminación y dramaturgia a los que pueden asistir
Uno de los grupos de teatro que participó fue “Marechal” con la obra “Trátala con Cariño”, dirigida por Silvia González. Es la segunda vez que este grupo se suma al festival, y la primera que es seleccionado para representar a la provincia de Misiones, en el marco del Festival Regional de Teatro 2008.“Creo que no hubo mayores inconvenientes respecto a la organización… en verdad éste fue un año muy especial, porque un día antes de comenzar el Festival, falleció un querido actor y director de teatro, Rulo Fernández, era muy querido por la gente que lo conoció y muy respetado por su trayectoria, como por la calidad de lo que hacía. En su reconocimiento, todos los actores, de todos los elencos hemos dedicado el Festival a él. Hubo palabras muy emotivas, o "silenciosos" aplausos por su partida… el ambiente se tornó muy ameno, no existió competencia alguna entre los elencos”, contó Alejandra Baher, actriz de la obra “Trátala con Cariño”, que además obtuvo una mención especial como mejor actriz.

Centro del Des-Conocimiento

María Itatí Rodríguez
José Oliveira
En los últimos tiempos los medios de comunicación y el Gobierno promocionan al novísimo Centro del Conocimiento como un espacio que se dice público, gratuito y libre, abierto a todos los misioneros en general, y al resto del país y del Mundo para que sepan que Misiones también tiene grandes espacios para el arte, y la cultura. Lo que parece que se olvidaron de pensar es el significado de lo que es un espacio público.
El sábado pasado, 8 de noviembre, fuimos a conocer el Centro de Conocimiento. Un viaje que veníamos postergando hace algunas semanas ya que sábados anteriores a esta fecha, el clima impidió que pudiéramos ir. Así que sacrificamos la siesta y tomamos “el 28”. Llegamos a eso de las 16:30, entramos, nos atendieron con respeto, y nos dieron folletos y revistas sobre las obras y muestras que habían en el lugar ese día. Empezamos a recorrer las instalaciones (y la verdad, es impresionante lo “moderno” del lugar para Posadas). Una de las chicas encargadas nos advirtió cordialmente, al ver nuestras cámaras, que no se podían tomar fotografías en el 3er y 4to piso, a lo que nosotros respetuosamente las guardamos. En el 3er piso había una exposición de pinturas y demás curiosidades sobre Carlos Gardel, muy interesante, y en el 4to piso había una exposición de pinturas de Berni y Grela. Al terminar de ver las exposiciones, y después de recorrer todo el lugar por dentro, desde el 5to piso a la planta baja, decidimos ir a recorrer afuera: era un lindo día y habíamos llevado tereré.
Fuera de las instalaciones del Centro de Conocimientos, a eso de las 17:45hs. nos acercamos al tramo que separa este edificio del Centro de Convenciones. Nos sentamos donde pudimos, a la sombra, (ya que en TODO el lugar no hay bancos ni nada que se le parezca), sacamos algunas fotos (a los edificios, la laguna, las casas que se divisan a lo lejos, el cielo despejado, una canchita de futbol donde se disputaba una partido, etc., etc.) y tomamos unos tererés de agua (agua extraída del baño de hombres del Centro de Convenciones) para calmar el intenso calor del día.
A las 18 horas había un recital de guitarras al que concurrimos, se presentaban según el folleto que nos entregaron al llegar, alumnos de la Escuela Superior de Música de Posadas. El espectáculo estuvo bueno, presentaron temas líricos, clásicos y alguna que otra expresión musical del folklore Argentino. (Remarcamos el tema de las HORAS para que se tenga en cuenta el tiempo que estuvimos dentro del predio).
El sol empezaba a caer, los relojes daban las 19:30 de la tarde. Quizás era hora de volver, pero lo “moderno”, “elegante”, y “cultural” del lugar nos llevó a que nos quedáramos un rato más. Fuimos hasta la “famosa” fuente del Centro de Conocimientos. Faltaban algunos minutos para las 20, nos pareció buena idea ir a ver “El Principito”, obra que también invitaba a ver el folleto. Hace algunas semanas venimos investigando y recolectando información sobre las salas y obras de teatro de la ciudad, y creímos interesante ver algunas de las ofertas teatrales que tiene el Centro del Conocimiento, al ser éste tan nombrado por otras salas independientes antes analizadas.
Como la obra se demoraba en comenzar, decidimos irnos. Pero antes de tomar de nuevo “el 28” regresamos a la fuente para sacar las últimas fotos, esta vez con los efectos del color en los chorros de agua.
- “¡Que lugar increíble, pensamos, tan “moderno” y al alcance del público totalmente gratis!”.
En ese momento, con cámara en mano, se acercaron tres policías, los agentes Roman S, Montenegro R. J, y Brites J. L, además del que se hizo llamar jefe de seguridad del Centro del Conocimiento, Roberto González, quien no tenía ningún tipo de identificación ni quiso presentarla. Estos cuatro sujetos nos rodearon, con actitud respetuosa pero intimidante. Más intimidante que respetuosa. Y empezaron a hacernos algunas preguntas a las cuales denominaron “DE RUTINA”: ¿Qué vinieron a hacer acá? ¿Por qué anduvieron dando vueltas tanto tiempo? ¿De dónde son? ¿Tiene identificación?
Luego de este “interrogatorio”, se nos pidió que mostremos lo que teníamos en nuestras mochilas. Sin ningún tipo de problemas y frente a toda la gente que estaba en el lugar se nos trató como “posibles delincuentes”. Nos pidieron la dirección de cada uno por si en el futuro “pasa algo en el Centro del Conocimiento”, textuales palabras del Jefe de Seguridad del lugar. Sorprendidos, le preguntamos si había algún problema con nosotros en particular. El encargado de seguridad, nos repitió que era “de rutina”, nada más. Les mostramos lo que teníamos en nuestros bolsos, tal vez esperaban encontrar algún cuadro de los que se exponían en el lugar, pero lo único que había eran los folletos y revistas que nos habían dado al llegar al Centro del Conocimiento, además de un inofensivo termolar con agua, y nuestras cámaras fotográficas. Al no encontrar nada, los oficiales se fueron alejando, y la única “disculpa” que recibimos de su parte fue una frase del encargado de seguridad:
- Pasa que ustedes estuvieron mucho tiempo acá…
Las ultimas palabras del señor González no sonaron tanto como a disculpa, sino más a un ESCUPITAJO en la cara. AVERGONZADOS, CALUMNIADOS, cansados, nos fuimos.
A lo que queremos llegar es que este espacio, que como remarcamos al inicio, que se pretende libre, público, no es un lugar para quedarse más tiempo de lo “correcto”, para no quedarse “mucho tiempo”. Pero ¿cuánto es mucho tiempo? ¿Cuánto tiempo será el adecuado?
Un lugar que se pretende público y donde cuatro “agentes de seguridad” pueden revisar tus pertenencias sin ningún tipo de testigo legal: toca tus cosas, te expone a una “vergüenza pública” sin más justificación que la de: “porque estuvieron mucho tiempo en el lugar”. Nadie nos anticipó el tiempo que debíamos permanecer en el predio, nadie nos dijo que no podíamos sacar fotos del paisaje, y nadie nos avisó que por esto iban a tratarnos como “posibles delincuentes”.
Sabemos que estas cuatro personas recién mencionadas no son más que muñecos de un juego en el cual sólo obedecen órdenes. Lo que está en juego obviamente es más grande que el mal momento que nos hicieron pasar: reglas de horarios, reglas de permanencia, reglas de selección social.
- “Las cámaras de seguridad los vieron en muchos lugares toda la tarde”, nos dijo el jefe de seguridad.
Nos preguntamos, ¿y las cámaras de seguridad no mostraron que solamente estábamos sacando fotos, y mirando las muestras?
¿Cómo piensan desde estas instituciones un espacio público, y más este que se tilda de ser un Centro del Conocimiento? Un espacio público en el cual no sentarse, descansar, observar, preguntar, reflexionar, ¡conocer! Un espacio público que te cierra las puertas y te prejuzga por llegar en colectivo y no en una cuatro por cuatro. Un espacio público… un centro para el conocimiento que pareciera darte lo que tiene por pequeñas muestras en tiempos fríamente medidos, y que si para ellos los “excedes” tienen el derecho a pisotear tu imagen pública.
Un espacio gratuito, público, libre… pero por un ratito, y si llegas en cuatro por cuatro mejor. Un espacio para el conocimiento pero un conocimiento de paso, rápido, sin pensar, para dar solamente un vistazo sin que tener tiempo para reflexionar, y que además pareciera sugerirte que no te quedarás, y como en nuestro caso, que sugiere que tampoco quiere que regreses.

De costumbres litoraleñas

Gabriela Smiguel
Juan Carlos Argüello


Las noches dejaron de tener esplendor durante un par de años. Pero ahora se quiere recuperar la mística de esas noches. El Festival Nacional de la Música del Litoral que nació en 1963 por iniciativa de un grupo de músicos e intérpretes misioneros, promete tener este año algo de aquellas noches de gloria.
El escenario "Alcibíades Alarcón" del Anfiteatro "Manuel Antonio Ramírez" de Posadas, fue la catapulta de ahora consagrados como Luis Landriscina, Los Hermanos Cuestas, la inolvidable María Helena, Jorge Cafrune, Horacio Guaraní, entre otros.
Este año, el Festival Nacional de la Música del Litoral apuntará también a la producción musical regional, con una noche del Mercosur
Daniel Solís fue uno de los primeros organizadores del Festival y recuerda cómo se hizo el inicial, con más ganas que dinero. Nació emparentado con el de Cosquín, Córdoba, donde Solís estudiaba odontología. O mejor dicho, de la frustración de la delegación misionera que participó allí por primera vez y ni siquiera recibió una mención.
Al regreso, con “la bronca, una palabra trajo a la otra y se fue hilvanando la charla, soltando cada uno ese estado de ánimo compartido, de pronto alguien deslizó la idea de hacer un Festival en Posadas que honrara y defendiera nuestro folklore regional, nuestra música, nuestras danzas en una palabra nuestras costumbres litoraleñas”, recuerda Solís.
“No hizo falta mucho análisis, toda la delegación estuvo de acuerdo con la inquietud comprometiéndonos a hacer lo que estuviera al alcance de cada uno para conseguir materializarlo ... si hasta el lugar teníamos: el Anfiteatro “Manuel Antonio Ramírez” recientemente inaugurado”.
“El más entusiasmado era Adhemar Galli, cuando arribamos a Posadas elevó un informe detallando lo acontecido y manifestando la idea de realizar un Festival que defendiera y proyectara nacional e internacionalmente la producción de las provincias del litoral en lo referente al folklore y/o proyección folklórica, en todas sus disciplinas artísticas”.
Comenzó así el trabajo de concientización de los sectores que de una forma u otra tenían que ver con la iniciativa.
Se convocó a una reunión en el Palacio del Mate, entre los invitados se puntualizó a las tres Peñas existentes por entonces: “El Lapacho” con su directora Hermelinda “Chiquita” Aranda de Odonetto y Zaida S. de Ciarallo, Peña “Itapúa”, a cargo de Gurí Sánchez y Armando Atienza y “El Ceibo”, de Maria Elisa Smith y un grupo de jóvenes entusiastas.
La primera reunión fue presidida por Lucas Braulio Areco, quien explicó los motivos de la convocatoria, fijó su postura, se intercambiaron ideas y opiniones estableciéndose una nueva reunión a fin de elegir la Comisión Directiva que orientara las tareas a desarrollar a fin de preparar al pueblo de Misiones y especialmente a la ciudad de Posadas para el Festival, tratando de lograr una convocatoria masiva.
Una de las pretensiones más grandes –idea de Areco – era que todo aquel que sintiera alguna disciplina del arte estuviera participando del acontecimiento, en especial los músicos, fue aceptada unánimemente.
Dentro de las actividades se llevó a cabo un Concurso de Canto, Danzas y Ejecución de Instrumentos que tuvo gran trascendencia especialmente entre los estudiantes, surgiendo potenciales promesas como Jorge Cardozo en guitarra, Susi Galli solista de canto, Pamela Couette solista de canto, Conjunto Vocal “Los Estudiantes” integrado por los hermanos Mottola y un amigo. Cada representante escolar tenía su hinchada y la competencia fue un sano enfrentamiento en cada presentación.
“Era deseo que participaran también artistas nacionales de primer nivel, así que con Ramón Ayala volvimos a partir rumbo a Buenos Aires. Las charlas iniciales con los artistas nacionales no fueron fáciles, tímidamente expusimos nuestra idea y nuestra realidad financiera: los queríamos en el Festival pero sólo podíamos ofrecer pasajes y estadías, de los cachets ni para hablar”, rememora Solís.
Como ejemplo mencionó el caso de la entrevista con el Sr. López, esposo de la cantante Ramona Galarza y Gerente del sello de discos Odeón, quien oficiaba de representante de la misma. Sus palabras fueron claras: su señora no actuaba si antes no cobraba sus honorarios que eran bastante elevados.
“No así Ernesto Montiel que pidió se le consiguiera amenizar un par de bailes para solventar a sus músicos. Pocos días antes del inicio de la fiesta nos comentaron que Don Tránsito Cocomarola estaba interesado en participar pero lo detenía el costo del traslado hasta Posadas. Fue entonces que Lucas Areco me sugirió que viajara hasta la ciudad de Corrientes a conversar personalmente con el músico, y sin hacerme rogar fui. En la casa de Don Tránsito sostuvimos una amena conversación. Él escuchaba entre curioso y sorprendido cómo nos habíamos atrevido a la aventura de semejante festival, invitando a artistas que vivían de sus actuaciones ofreciendo solamente estadía y pasajes. Sin emitir opinión alguna, Cocomarola acotó que hablaría con sus músicos y nos haría saber su decisión, sinceramente pensé que era un “no” diplomático. Entonces se me ocurrió una alocada idea, sabiendo de una fuerte enemistad entre Don Tránsito y Ernesto Montiel, comenté como al pasar que era intención de la Comisión homenajear a los pilares del chamamé, que Montiel ya había confirmado su presencia, que Isaco Abitbol, residiendo en Posadas por esos años- también pasaría por el escenario y que sólo faltaba su conjunto y él. Yo seguía abundando desesperadamente en lo importante de agradecer públicamente a los pioneros de la música litoraleña, cuando el cantor del conjunto que estaba presente se acercó y le dijo :”... Don Coco creo que usted no debería estar ausente en este evento y me parece que los muchachos estarán contentos de participar...”
El dinero era tan poco que Solís, ya sobre el festival, hospedó en su casa a Ernesto Montiel y a su esposa Juana, al dúo de canto y guitarra formado por Cacho Saucedo y Lucas Falcón. “Blasito Martínez Riera y su bandoneón, como correspondía se alojó en casa de sus padres que vivían a pocas cuadras de la mía”.
La monotonía del barrio se vio mágicamente rota todas las tardes cuando el conjunto ensayaba unas dos horas a la vista, encantada, de los vecinos que se arremolinaban en la vereda para escucharlos.
Una de las imágenes más impactantes que tenía el público, a medida que descendía las gradas del Anfiteatro, era la escenografía.
De fondo una obra maestra del acervo misionero pintada por Juan Carlos Solís y sus alumnos, al frente un Mangrullo y una Torre, ambas de madera, con los Escudos de las provincias participantes pintados, unidos por un arco también en madera, que sostenía parte de la iluminación del escenario.
Conjuntamente con el Festival Artístico se llevó a cabo el Simposio en el Palacio del Mate. Fueron jornadas de estudio y conclusiones relacionadas al folklore del litoral y su proyección nacional.
Ahora, la Municipalidad, los artistas y, se espera, el público, tratarán de recuperar el brillo de otros tiempos.

domingo, 16 de noviembre de 2008

El Brete, otro barrio echado

Diego Andrusyzyn
Ricardo Lencina

Lo que alguna vez supo ser uno de los barrios ribereños más populosos y tradicionales de la ciudad de Posadas, hoy es un desierto. “El Brete”, con su balneario, sus pescadores, sus costas, su río, lamentablemente, se ha trasformado en una historia del pasado, en una ruina fantasmal arrasada por las máquinas del progreso. Un barrio que, amenazado por las posibles consecuencias del embalse de la Entidad Binacional Yacyretá (E.B.Y.), no pudo escapar al desmantelamiento.
La mayoría de la gente que vivía allí hoy forma parte de la larga lista de relocalizados. Los que aún están en el lugar –y los que ya no también- vienen luchando unidos e incansablemente por justicia: reiteradas veces han marchado hasta el centro de la ciudad para hacer sus reclamos, e incluso estuvieron acampando seis meses en la plaza 9 de Julio, sin ser oídos ni vistos.

La lucha sigue, al igual que las injusticias, y las voces se descomponen pero no cesan

Desde que los vecinos comenzaron a resistir el desalojo, comenzaron las amenazas y las ejecuciones de esas amenazas. Primero les privaron del agua durante días, luego de la luz y ahora también del servicio de transporte público. Como respuesta, desde los primeros días de noviembre del corriente año, los vecinos se agolparon en una de las esquinas del barrio para protestar por tanto maltrato y despojo.
Cuando llegamos al lugar, la protesta se mantenía firme con sus peticiones a pesar de la desolación que los rodeaba. Un neumático quemándose, muchas pancartas que expresaban indignación ante la situación y una bandera argentina sometida por el fuerte viento de la ribera, eran las primeras imágenes de la protesta. Nos acercamos a la gente que se protegía del sol, bajo el único árbol dueño de la única sombra que quedaba en el lugar (porque los árboles también corrieron la misma suerte en aquel paisaje despellejado). Compartimos algunas impresiones con ellos, hasta que un señor nos presentó a Gladis Benítez. Una señora agradable que es vocal de la Asociación Civil Barrio Unido El Brete, integrado por un grupo de vecinos que se organizaron para hacerle frente a la problemática. Ella comenzó hablándonos de la razón matriz del reclamo: “Desde la creación de la represa Yacyretá estamos buscando que nos solucionen los problemas que ésta nos trajo (…) en primer lugar si nos tenemos que ir queremos una relocalización digna y que sea dentro del municipio de la ciudad de Posadas (…)” . Además le escapan al dolor del desarraigo: “(…) no queremos que nos lleven lejos (…) porque todos nosotros tenemos nuestros trabajos acá, los pescadores, los oleros, todos vivimos del río; somos gente que nacimos en el barrio y así nos criamos. (…) También nuestros hijos van a colegios de la ciudad y es difícil cambiarles todo de golpe (…) no quiero irme a los asentamientos porque es un estilo de vida muy distinta, yo no encontraría otro lugar como este, me moriría pero si nos tenemos que ir queremos algo digno (…)”.
Cuando le pedí que nos hable de la impresión que le dejaba ver al barrio devastado nos expresó: “(…) es una amargura total, es difícil que ustedes que no son de acá, entiendan lo que sentimos nosotros y también es difícil para nosotros explicar lo que sentimos; estamos cansados de esta problemática (…)”. Y con mucha impotencia Doña Gladis nos contó lo que piensa que va a pasar con esas tierras, las tierras de ellos: “(…) nosotros creemos que este lugar va a ser un gran negociado, que cuando nosotros nos vayamos, van a transformarlo en un barrio lujoso como hicieron con el resto de la costa (…) por eso luchamos, porque a nosotros nos quieren marginar para poder construir sus restaurantes y casas en nuestro lugar (…) de ser un barrio populoso va a pasar a ser uno para pocos (…)”.
Por último nos habló de las razones por las cuales están protestando desde hace días: “(…) Los de la E.B.Y. de a poco nos fueron intimidando para que dejemos el barrio. Primero nos cortaron el agua, después la luz (tiraban los árboles sobre los cables de luz y teléfono) y ahora el transporte público. (…) prácticamente tenemos todos los servicios públicos bloqueados (…) los que quedamos todavía en el barrio necesitamos del colectivo, para que los chicos vayan a la escuela por ejemplo y no tengan que caminar diez cuadras para tomar uno, con lo peligrosa que está la calle (…) con todo esto queda claro que los intereses de las represas son intereses para pocos (…) y ningún medio de comunicación vino a enterarse de lo que está pasando, estamos marginados de todo (…)”.
La voz de Doña Gladis expresa el sentir de más de 80 familias –algunas aún habitantes del Brete- que están luchando desde hace décadas para ser indemnizadas luego de sufrir tanto perjuicio y de ser predestinados al desarraigo y exclusión. Entre ellos también se hacen oír, hermanadas en la causa, las voces de los vecinos que ya están relocalizados y que además vuelven cuando pueden a su barrio porque se les hace imposible la vida desde “lejos”, sin su río, sin su gente, sin su historia.
Una vez terminada la entrevista cruzamos un par de palabras más con Doña Gladis y nos despedimos de ella. Como gesto de apoyo saludamos en voz alta a todos y les deseamos suerte en su lucha, a lo que uno de ellos nos contestó: “¡Suerte no, JUSTICIA!”

“No se olviden del Hotel de Turismo”



Patricia Serra
Martín Paez
Marcos Magaz

El pasado viernes 31 de octubre sucedió algo que tal vez los peatones posadeños –generalmente bastante ocupados con “lo nuestro”- no estamos acostumbrados a ver: una manifestación que –sin bombos ni platillos- se proponía abrazar simbólicamente al Hotel de Turismo. No eran más de 30 personas las que intentaban manifestarse en contra de la remodelación del Hotel del IPS (Instituto de Previsión Social). No se los veía animados, pero sí comprometidos con la causa.
“Salvar a nuestro Hotel”, decía una señora que intentaba convencer a quien pasase por ese lugar para que se sume a la protesta. Entre los manifestantes se encontraban varios estudiantes de la carrera de Arquitectura de la Universidad Católica de Santa Fe de nuestra ciudad, todos charlando y viendo de qué manera se podía convocar más gente para una próxima manifestación. No eran más que 15 alumnos pero se los veía realmente preocupados por el proyecto que está llevando adelante el gobierno de la ciudad y Casino Club S.A.
Pablo Sode, estudiante de arquitectura, nos comentaba que todo empezó “cuando vino un arquitecto de Buenos Aires, Sebastián Vila y nos motivó a todos cuando nos contó acerca de la obra, algo que nosotros no conocíamos, que era la importancia de la obra y la relación de la obra con el período arquitectónico que se llama racionalismo y él había hecho un trabajo hace algunos años sobre esta obra justamente, toda la producción de Soto Rivarola y entre ellas estaba el Hotel de Turismo; y nos comentaba que es una de las pocas que se conservan intactas, y justo vino a ver y recorrió Posadas y encontró que la fachada estaba totalmente cerrada, preguntó a todos qué era lo que estaba sucediendo con el edificio y nadie le supo responder, porque no había información sobre la obra. Entonces decidió averiguar, fue a la Municipalidad, fue a todos lados y no le dijeron nada. Ahí fue cunado llamó a la gente de arquitectura y dijo que por ser una Facultad tiene que empezar a tener una opinión pública, tiene que empezar a involucrarse, hacer valer los derechos de los edificios”.
A eso de las 18.30 hs, y viendo que ya no iría más gente a acompañarlos en la protesta, los organizadores de la manifestación -los mismos estudiantes- decidieron realizar el abrazo simbólico durante unos minutos, “Para ver si la gente se concientiza un poquito”, nos comentaba uno de ellos. El abrazo, que no duró más de 5 minutos, terminó con la misma cantidad de gente con la que empezó y sin ningún medio como testigo. “Nadie se interesa, nosotros queremos que los posadeños se den cuenta de lo que están haciendo acá” -nos comentaban Alejandro Guinter y José Kackut, estudiantes de la Facultad- “Da bronca porque el Hotel de Turismo es de todos, y porque es una joya arquitectónica. Nosotros como Facultad lo que queremos es mostrar al resto de los ciudadanos que acá lo que importa es la historia, porque la historia nos ayuda a conocernos a nosotros y a la misma ciudad”.
Luego del abrazo, nos dirigimos al Bar Español para seguir la charla con seis de los chicos –varios de ellos pertenecientes al Centro de Estudiantes- y el arquitecto Carlos Marcial. Una vez allí, les preguntamos por qué están tan interesados por esta causa y qué planes tienen para más adelante.
Sebastián Galarza, presidente del Centro de estudiantes, nos explicó que “además de ser estudiantes de arquitectura, hacer es parte de nuestro compromiso social, este edificio fue hecho por dos arquitectos reconocidos internacionalmente y forma parte del patrimonio cultural e histórico de esta ciudad. Esta obra es un claro manifiesto del desatino de poder e impunidad, de cómo se destruye una obra emblemática: sin planos, sin proyectos, sin que el común de la gente sepa qué se va a hacer, con un montón de irregularidades, no hay ni cartel de obra, no se sabe ni quien es el responsable de esto”.
Por otra parte, Pablo dio su versión de los hechos: “hay una cuestión de fondo que tendrían que sancionar una ley que es acerca de los casinos y para que esto no pase, el dueño de los casinos le dijo que le podía remodelar o reconstruir una obra importante a cambio de que no le aprueben esa ley (…) Al mismo tiempo que Casino Club tiene un contrato con la ciudad por el que debe invertir un porcentaje del dinero recaudado en obras de la ciudad”.
La charla se extendió por más de una hora. Los chicos nos contaron que tienen muchos planes para seguir luchando contra el proyecto: “ya que ir a la facultad no es sólo subir los escalones de una escalera sin mirar alrededor, sin ver el paisaje, lo que pasa en el entorno” –comentaba Emmanuel García, Vicepresidente- “Nuestro compromiso como Centro de Estudiantes y como estudiantes en general, es hacer que la gente piense, que no se calle, que reaccione ante estas cuestiones, que el compromiso no sea solo de palabra”.
Conmueve ver que algunos –aunque sean pocos- se preocupen por la historia y el patrimonio de una ciudad, y más si se trata de jóvenes. Jóvenes que, señalando la vejada estructura verde nos hacen dar cuenta –tal vez demasiado tarde- de algo: el Hotel de Turismo sigue siendo imponente, pero ahora esa imponencia es una estructura vacía rodeada de escombros. El abrazo es fuerte, reclama memoria, pero es aún insuficiente. Los posadeños no parecieran preocuparse mucho por preservar el Hotel, y esto no hace más que quitarle fuerza al abrazo ¿Lo debilitará?

Cultura Brasileña en Posadas

Cristian Espinola
Carola Espinola
Martín Lozina
María José Ayala

Conocer la idiosincrasia de un pueblo, más aún si este es uno con el cual compartimos gran parte de nuestros límites geográficos, aprender de su diversidad, sus exponentes y valores socio-culturales, pareciera ser la intención del proyecto de la Mgter. Ivene Carissini Da Maia y del Departamento de Portugués de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales.
El Centro de Actividades Culturales Brasileñas: CACUBRA de dicha Facultad, cuenta con la activa participación de estudiantes y egresados de la carrera de Profesorado en Portugués. Apunta a abrir un espacio de conocimiento, creación y difusión del arte Brasileño, para acercar a la comunidad de Posadas, y lograr una empatía por esta cultura que es tan diferente y a la vez nos es tan cercana.
Para lograr estos fines se trabaja sobre la promoción y organización de actividades, académicas y socializadoras, basadas en la creatividad y el placer que genera adquirir conocimientos en forma social, compartir con pares interesados en las mismas temáticas, y con metodologías o didácticas no estructuradas como clases formales.
A pesar de su corto tiempo de actividad CACUBRA se ha forjado como un espacio en el cual confluyen actividades culturales destinadas a la difusión de la cultura y la lengua portuguesa a través de diferentes lenguajes. El centro viene organizando de manera dinámica y variada: cursos, seminarios, talleres y jornadas, donde son abordadas temáticas socio-artístico-populares: literatura, música, plástica, artes escénicas, danzas, mitología, costumbres, tradiciones, gastronomía. También la enseñanza del idioma portugués.
Otro de los propósitos de CACUBRA es el de apoyar la organización de eventos culturales en otros ámbitos y de artistas independientes. Así como también, la realización de un trabajo filantrópico socio-comunitario con otras instituciones de la Provincia de Misiones. El primer ejemplo de estas actividades ha sido el trabajo conjunto con Bandas de música y organizaciones de la Localidad para la realización del evento “En busca del golpe Perfecto – Fusionando culturas”.


La Biblioteca Jorge Amado de la Carrera de Portugués conjuntamente con la biblioteca de CACUBRA conforman un importante acervo bibliográfico en portugués que comparten con la comunidad universitaria y el público en general. Todas las personas interesadas pueden acercarse al centro donde tienen la posibilidad de conocer y utilizar la bibliografía, hacer uso del patio de lectura de CACUBRA, compartir el chimarrão literário, el idioma portugués y un cálido ambiente que refleja muchos aspectos de la cultura brasileña.
Es interesante ver la diversidad etarea de los participantes a los diferentes cursos, que dicta el CACUBRA, esto nos lleva a pensar que existe en nuestra comunidad un interés fuerte en conocer y aprender sobre las expresiones artísticas y sociales de la comunidad Brasileña. Si bien es cierto que la mayor parte de los asistentes son jóvenes que están en carreras universitarias, no existe una limitación de edad para asistir a los cursos.
El Centro Cultural Brasileño de la Carrera de Portugués organiza cursos y talleres en diversos horarios:
* Idioma Portugués
* Capoeira
* Danzas brasileñas
* Percusión
* Taller de producción de textos académicos en portugués



Para más datos dirigirse a: Anexo de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM Calle San Lorenzo c/ Mitre, de lunes a jueves de 18 a 22 horas - CACUBRA, planta baja, al fondo - Tel. 03752-434101/Cel. 03752 15503679. Consultas: cacubra@portunam.com.arportuguesunam@yahoo.com.ar

Ser audiovisual

Mora Rodríguez Midón
Lara Schwieters

“Más allá de lo trivial, la televisión es un medio de enorme consistencia simbólica, donde confluyen nuestros fantasmas y que alimenta retroactivamente el imaginario colectivo”
Gerard Imbert, El zoo visual



¿Cómo generar nuestras propias realizaciones audiovisuales donde podamos hacer ver nuestra realidad?; ¿Cómo lograr que se difundan para llevar a la pantalla una imagen identitaria, de pertenencia, de las cosas que nos ocurren en la región?. Un grupo de realizadores regionales ya se hizo estas preguntas y comprendió que juntarse es una de las mejores estrategias a la hora de producir, gestionar y difundir miradas que tengan que ver con la realidad que vivimos en las provincias del Nea, del Noa, de Brasil y Paraguay, geográfica y culturalmente distanciadas del histórico centro instalado en la capital de estos países, que dicen, nos representan.

Cada vez más cerca de ser
“Es evidente que las posibilidades reales de desarrollar proyectos audiovisuales, filmarlos y luego difundirlos -sin dejar de lado la necesidad de la capacitación y el intercambio- son cada vez más complicadas”, Ana Zanotti, documentalista y antropóloga social.
Aunque, destaca la realizadora, esta realidad también está presente en las ciudades más grandes, en provincias como la nuestra es más notorio al estar apartadas o políticamente menos cercanas de donde se van tomando las decisiones. Si bien es cierto que apoyar la producción cultural en general implica asignar recursos a veces bastante costosos, fomentar esa producción cultural, aclara “es justamente trabajar para marcar la diferencia entre "ser" y "no ser"; hacer visible lo que una región "es", lo que su gente siente, hace, piensa y cree, que me parece que es el capital más grande que se puede llegar a tener”.
Así con los pies sobre la tierra, los productores van ensayando caminos que le permitan hacer que sus proyectos audiovisuales “empiecen a nacer”. El Foro "Entre Fronteras" conformado por realizadores NEA y los vecinos brasileros y paraguayos es producto de ello.

Espacio para juntar las miradas y aunar esfuerzos
Según Axel Monsú, cineasta, director artístico de Oberá en Cortos e integrante de la Cooperativa Productora de la Tierra indicó que “estos espacios surgen de la conciencia ciudadana de que como sector de realizadores audiovisuales trabajemos generando proyectos y acompañando acciones del Estado”. Asimismo indicó que “ya comprendimos que trabajar como realizador, cada uno por su lado es más difícil, y por eso unirse es más positivo”, idea que ejemplificó con el caso de los Documentalistas Argentinos (Doca), que fueron responsables de que se haya abierto la quinta vía de financiamiento de documentales en soporte digital, y responsable de que se descubriera la corrupción en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA).
Como propuesta, desde el foro se plantea la necesidad de nuclearse y generar un fondo de fomento regional, “y para eso debemos ver cuales son las posibles fuentes de financiamiento locales y provinciales, públicas y privadas”, indicó.

Caminos entre fronteras
Durante el Encuentro Internacional de Realizadores "Oberá en Cortos 2008, se dio inicio el 16 julio de este año al Foro Entre Fronteras, Espacio de Encuentro y Comunicación”, coordinado por Marcelo Pérez (DeCEA) y por el Dr. Julio Raffo. Allí sentaron las bases de su organización, sus metas, formas de trabajar y agenda.
Axel Monsú explicó que “este año se fortaleció el foro que aún no está consolidado ya que es un proceso que recién empezamos a caminar y que comenzó en ediciones anteriores de Oberá en Cortos. Se planteó que el foro se desprenda del festival, como un espacio itinerante para coordinar diferentes actividades”.
En ese primer encuentro se redactó y luego se dio lectura a un documento que entre otros puntos propone:
*apoyo a la Carta de los Derechos del Público (Carta de Tabor) acompañando la campaña iniciada en Brasil por el Consejo Nacional de Cineclubes;
*fomentar la creación de Cine Clubes para la difusión de artes audiovisuales de la región,
*dirigirse al INCAA para solicitar –entre varios puntos- que se asignen recursos a la producción, con un criterio más equitativo que atienda las necesidades de las diferentes regiones del país, respetando los criterios de producción que se fijen en cada zona". (leer más en http://realizadoresdemisiones.blogspot.com/2008/07/documento-foro-entre-fronteras-ober.html)
El Foro entre Fronteras trabaja en el diseño y articulación del Espacio Entre Fronteras, autodenominado foro itinerante de carácter participativo y horizontal, que tiene por objetivo vincular organismos estatales, organizaciones independientes, no gubernamentales y profesionales que se dedican a la producción audiovisual de la región. Una de sus misiones consiste en propulsar la creación de políticas que contemplen instancias de capacitación para los trabajadores audiovisuales, el fomento de la producción y la difusión de los productos audiovisuales Litoral, Noreste, el sur de Brasil y Paraguay.
Actualmente está integrado por Misol (Misiones Software Libre), La Red de Realizadores Misioneros, el Departamento de Cine y Espacios Audiovisuales (Decea) del Área Audiovisual de la Secretaría de Cultura de Chaco, el Instituto Audiovisual de la Subsecretaría de Cultura de Entre Ríos, Patricia Aguayo y Malu Benítez -dos realizadoras de Paraguay-, la Red de Realizadores de Nea y Noa (algunos de ellos son Marcel Czombos y Guillermo Lordi de Formosa), el Festival de Cine de Santa María, la Cooperativa de Consumo Cultural (Cesma) -que surgió hace 30 años de un grupo de estudiantes y hoy ya tienen su biblioteca y su cineclub-, y la Asociación de Cineclubistas de Santa María.
El segundo encuentro se realizó en Resistencia, Chaco, en el Marco de la 5ta Semana de Cine Nacional Lapacho organizado por el DeCea, entre los días 19, 20 y 21 de septiembre. En la apertura se reunieron con la presidenta del INCAA, Liliana Mazure y trazaron un panorama de la realidad del sector audiovisual en las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa, Entre Ríos, Tucumán y Río Grande do Sul, Brasil.
El 26 de octubre el “Foro Entre Fronteras” presentó una muestra internacional de cortometrajes producidos en la región, que se proyectó en forma simultánea en salas de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Entre Ríos, Río Grande do Sul (Brasil) y Paraguay.
Asimismo, la próxima reunión del foro se realizará en la ciudad de Santa María, Estado brasileño de Río Grande do Sul, entre el 17 y 22 de noviembre en el marco del festival del “Santa María Cinema e Video”. “Allí buscaremos, entre otras cosas, conocer como se trabaja respecto al fomento, producción y difusión de audiovisuales”, dijo Monsú.
“Las conversaciones agendadas van avanzando sobre estas posibilidades de inventar otras formas de hacer crecer nuestro campo audiovisual, ya sea como alternativas originales que surjan desde las propuestas de los realizadores y asociaciones participantes en el encuentro, así como insistiendo en la necesidad de que las instituciones de la esfera pública asuman efectivamente esta tarea, parte crucial y genuina de sus responsabilidades de conducir(nos)”, dijo optimista Ana Zanoti.

Proyecto Ley del Audiovisual en Misiones
Para apoyar, fomentar, promocionar y difundir la creación audiovisual en Misiones, el 22 de mayo del año pasado la diputada Sandra Montiel presentó un del proyecto para una futura ley audiovisual.
Si bien el proyecto se trató en la Comisión de Educación, Cultura y Deportes de la Cámara de Representantes, aún no se avizoran avances concretos en relación a su sanción. “La clave es el tema de la voluntad política para que sean los funcionarios los que acompañen la sanción de la ley, y para eso deben entender la importancia de que en la provincia exista una política audiovisual. Estamos buscando por todos los medios la mejor manera de llegar a los ámbitos políticos, para lograr que se pongan las pilas, ya que los funcionarios también pueden ser beneficiados”, destacó Axel Monsú.

El texto del Proyecto puede descargarse desde:
www.diputadosmisiones.gov.ar/expedientes/docs/2007/proyectos/PR18339.pdf

viernes, 14 de noviembre de 2008

Campaña de Sensibilización por los Derechos del Discapacitado en el Día Internacional para la Tolerancia

HULTGREN, Noelia
SOMARIVA, Lucila.
AYALA, Pamela
FLEITAS, María Florencia




El 16 de Noviembre de 1995, la UNESCO declaró Día Internacional para la Tolerancia, y en su transcurso se realizó una campaña mundial en favor de la tolerancia y la no violencia.
El Día Internacional para la Tolerancia, puede ser una ocasión anual de la educación para la tolerancia, así como de reflexión y debates sociales y políticos.

Se llevaron a cabo dos reuniones en la sede del INADI con las partes intervinientes, para debatir la problemática actual en cuanto a la burocracia excesiva en el otorgamiento de los carnets de discapacitados para viajes libres y gratuitos por el territorio provincial.
Mientras las entidades responsables llegan a un acuerdo para solucionar la problemática de los carnets para discapacitados, realizamos una campaña informativa (volantes y afiches), con el objetivo de concientizar y sensibilizar a la sociedad los diferentes conflictos que sufre un discapacitado al momento de viajar por la Provincia. Además, se creó exclusivamente un blogspot (http://www.discriminacionenmisiones.blogspot.com/) para subir todos los informes de registros y la información referida al conflicto en cuestión.
En conmemoración al Día Internacional para la Tolerancia, el INADI – Delegación Misiones y estudiantes de 3º año de la Carrera de Comunicación Social de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales , llevarán a cabo este domingo 16 de noviembre a las 18.30hs. en la Costanera de Posadas, el lanzamiento de la Campaña de Sensibilización por los Derechos del Discapacitado, a través de la distribución de volantes por toda la avenida. Además, estarán presentes acompañando al INADI, los diferentes organismos intervinientes en la problemática.

lunes, 10 de noviembre de 2008

En carrera

Marisol Giménez
Leandro Díaz

Llegados los meses de noviembre y diciembre tanto las universidades públicas y privadas como instituciones superiores hacen la apertura de su oferta académica para los futuros estudiantes.
La oferta para niveles terciaros en la ciudad de Posadas es bastante variada, pero sin embargo la mayor cantidad de alumnos nuevos eligen las carreras llamadas tradicionales como son Abogacía y Contador Público.
Actualmente las ofertan van desde licenciaturas, tecnicaturas y profesorados. La Universidad Nacional de Misiones (U.Na.M.) cuenta en Posadas con tres facultades. Las mismas son la Facultad de Ciencias Económicas, la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales y la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales.
En la Facultad de Ciencias Económicas se dictan las carreras: Secretariado Administrativo. Técnico Universitario Administrativo Contable. Contador Público
Licenciatura en Administración de Empresas. Licenciatura en Economía.
La Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales ofrece las carreras de: Analista en Sistemas de Computación. Enfermería Universitaria. Bioquímica. Farmacia. Ingeniería en Alimentos. Ingeniería Química. Licenciatura en Enfermería. Licenciatura en Genética. Licenciatura en Sistemas de Información. Profesorado en Biología. Profesorado en Física. Profesorado en Matemática.
En la Facultad de Humanidades las carreras que se ofertan son: Bibliotecología. Guía de Turismo. Técnico en Comunicación Social. Técnico en Investigación Socioeconómica. Licenciatura en Antropología Social. Licenciatura en Comunicación Social. Licenciatura en Historia. Licenciatura en Letras. Licenciatura en Trabajo Social. Licenciatura en Turismo. Profesorado en Ciencias Económicas. Profesorado en Educación Especial. Profesorado en Historia con orientación en Ciencias Sociales. Profesorado en Letras. Profesorado en Portugués.
Las instituciones privadas en Posadas son el Instituto Superior Antonio Ruiz de Montoya con gran variedad de profesorados y algunas tecnicaturas, como ser: Profesorado en Artes Visuales, en Biología, en Ciencia Sagrada, en Educación Física, en Filosofía, en Lengua y Literatura, en Matemática, en Química, en Ciencia Política, en Psicología, en Geografía, en Historia y profesorado en Educación Inicial y de Inglés. Las tecnicaturas que ofrece el Instituto Montoya son: Formación de Psicopedagogos. Locutor Nacional. Tecnicatura Superior en Comunicación Multimedial. Tecnicatura Superior en Artes Visuales.
La Institución Universitaria Gastón Dachary que ofrece varias licenciaturas y tecnicaturas por ejemplo, Técnico Universitario Contable, en Impuestos, en Comercialización, en Comercio Internacional, en Turismo, en Administración Hotelera. Analista en Redes de Datos. Analista Universitario en Sistemas. Contador Público Nacional. Licenciatura en Turismo y Hotelería. Licenciatura en Administración. Licenciatura en Comercialización (Marketing). Licenciatura en Comercio Internacional. Profesorado Universitario en Ciencias Económicas y Empresariales. Ingeniería en Informática. Licenciatura en Sistemas de Información. Profesorado Universitario en Informática.
Están también el Instituto Hernando Arias de Saavedra que ofrece: Ciencia Política y Administración Gubernamental. Gestión para las Organizaciones Civiles. Diseño y Evaluación de Proyectos Comunitarios. Gestión y Administración de Instituciones Educativas. Periodismo. Periodismo Deportivo. Relaciones Públicas e Imagen Institucional. Administración de Empresas. Comercio Exterior. Marketing. Administración de Recursos Humanos. Administración de Cooperativas Mutuales. Gestión Ambiental. Gestión Ecoturística. Industrialización y Seguridad Alimentaria. Higiene y Seguridad Laboral. Manejo de Viveros. Biotecnología Vegetal. Yoga y Estudios Orientales.
La Fundación INCADE Argentina propone las carreras: Administración de PYMES. Análisis de las Relaciones Internacionales. Comercio Exterior y Administración Aduanera. Dirección de Ventas y Publicidad. Programación y Análisis de Sistema. Técnico Superior en Telemática. Administración de Recursos Humanos.
El ISET (Instituto Superior de Estudios Terciarios y Técnicos) dicta carreras de carácter presencial y a distancia. Las presenciales son: Hotelería. Chef. Diseño Gráfico. Secretariado Ejecutivo. Publicidad. Decorador de Interiores. Recursos Humanos. Guardavidas. Relaciones Públicas. Consultor Psicológico. Ecoturismo. Y la oferta académica a distancia con las carreras de: Derecho. Contador Público. Administración de Empresas. Relaciones Internacionales. Tecnicatura en Administración. Tecnicatura en Producción Agropecuaria. Tecnicatura en Comercialización. Tecnicatura en Comercio Internacional. Tec. En Hotelería y Turismo.
La Universidad de la Cuenca del Plata que hace pocos años se instaló con una sede en Posadas oferta Facultad de Ciencias Sociales: con las carreras como Abogacía. Licenciatura en Ciencias de la Educación (a distancia). Licenciatura en Psicología. Licenciatura en Psicopedagogía. Licenciatura en Publicidad. Licenciatura en Periodismo. Licenciatura en Comercialización.
La Universidad Católica de Santa Fé tiene su sede en Posadas con la Facultad de Derecho y de Arquitectura. Las carreras son: Abogado. Notario. Martillero Público y Corredor Inmobiliario. Arquitectura. Técnico Universitario en Diseño y Construcción. Auxiliar Universitario en Diseño.
La Universidad Nacional de Nordeste en convenio con la U.Na.M. ofrecen en el Campus Universitario, hace poco años, las carreras de Abogacía y Martillero Público. Son carreras aranceladas pero con la cuota mucho menor en comparación con alguna universidad privada. La cursada de dichas carreras es semi-presencial.
También en la ciudad de Posadas, en varios colegios de educación media pública se dictan, en horario nocturno, carreras terciarias. En el caso de la Normal Superior Nº 10 se encuentra el Instituto Superior de Formación Docente en EGB 1 y 2 y la carrera de Preceptor. En el colegio EPET Nº 2 se dicta la carrera de Técnico en Seguridad e Higiene que depende de la Universidad Nacional de Misiones.
Y así la oferta académica en nuestra ciudad se torna variada y cada año se abren nuevas sedes o institutos de educación superior. De este modo las matrículas se van volviendo más numerosas con el pasar de los años abriendo diversas posibilidades para poder estudiar.

Viajar para un discapacitado es un caos (2º parte)

Fleitas, María Florencia
Somariva, Lucila
Hultgren, Noelia
Ayala, Pamela

Problemática entre los Derechos del discapacitado y los intereses empresariales de los transportes de media distancia en la Provincia de Misiones
El pasado martes 28 de octubre en la sede del INADI – Delegación Misiones, se llevó a cabo la segunda reunión convenida en la fecha para continuar con el debate por la “problemática entre los Derechos del discapacitado y los intereses empresariales de los transportes de media distancia en la provincia de Misiones”.
Estuvieron presentes: el responsable del INADI - Delegación Misiones, Dr. Mariano Anton; el apoderado legal de la Cámara de Empresas de Transportes de la Provincia de Misiones (CAETM), Dr. Manuel Homero Dos Santos; el vicepresidente de la CAETM, Sr. Hugo Warenycia; el representante del Consejo Provincial de Discapacidad, Lic. Pablo Gonzálvez; el responsable del “Certificado de Discapacidad” – Área de Salud del Ministerio de Salud Pública, Dr. José Francisco Nosiglia y el representante de la Dirección de Discapacidad de la Municipalidad, Sr. Carlos Almada.
En primera instancia, el Dr. Anton presenta, nuevamente, el problema vigente en cuanto a la existencia de 4 (cuatro) carnets que –supuestamente- permiten al discapacitado viajar y ninguno de los mismos, según las denuncias, son aceptados por las empresas de transporte, por ello propone un acuerdo para la expedición de un solo carnet que sea válido y legítimo; y que cuente con la participación de la Cámara de Transporte, la cuál reclama su presencia en las evaluaciones o tramitaciones previas a otorgar los carnets.
Anton, comenta también el interés transmitido por el Subsecretario de Transporte, Sr. Losada, que además de reconocer la problemática, está dispuesto a colaborar para una pronta solución al conflicto.
Toma la palabra el Dr. Nosiglia, quien luego de presentarse, aclara que la situación planteada no sólo ocurre en la provincia sino que abarca a todo el territorio nacional de la Argentina, por ello sugiere la legitimación del “pase libre provincial” que es otorgado a la persona discapacitada (con certificado de discapacidad) para que la misma pueda viajar por la provincia y el país. Luego, se dirige al Dr. Dos Santos, explicándole que la Constitución de la Provincia de Misiones ampara el viaje de los discapacitados y por ende se la debe respetar.
Inmediatamente, el Dr. Anton puntualiza: “…además, tenemos que aprovechar la voluntad política, el interés de la Vicegobernadora precisamente, y de las partes intervinientes para solucionar este problema y ponernos de acuerdo con las decisiones que tomaremos…”

Certificado de Discapacidad
Se solicita al Dr. Nosiglia que explique cómo se tramita el certificado de discapacidad.
“En la época del 2000-2003 este certificado no existía, entonces yo como médico hacia un certificado de discapacidad a la persona que se presentaba y llevaba un registro anual de los certificados que otorgaba. Después hicimos un convenio con el Servicio Nacional de Rehabilitación y accedimos a la autorización de otorgar el Certificado Nacional de Discapacidad, además, la Provincia se adhiere a la Ley 24.901 de Prestaciones Básicas de la Nación, la cuál tenia como condición que el discapacitado presente el certificado nacional para acceder a los beneficios que le corresponden” responde el Dr. Nosiglia.
En la actualidad el Certificado de Discapacidad que otorga el Ministerio de Salud Pública de la Provincia es evaluado por un equipo tridimensional de trabajo: un Médico, un Trabajador Social y un Psicólogo. La cantidad de certificados concedidos hasta el momento es de 8.000, cada uno con su historia clínica correspondiente y con la firma certificada por la nación.

Propuestas
El Dr. Anton propone avanzar con la oficialización del certificado de discapacidad otorgado por Salud Pública pero el Dr. Nosiglia reconoce que la solución no es a corto plazo y opina poner en funcionamiento un “sistema de banco de datos” para que tanto las diferentes entidades como el INADI puedan observar la información de las personas a las cuáles se le otorga el certificado.
Antón aclara que también se llevará a cabo una reunión con las entidades gubernamentales para instalar la problemática pero, mientras tanto, exige mayor sensibilidad de las partes intervinientes por la gravedad de las denuncias, presentadas por escribano.
Continúa el Dr. Nosiglia, expresando que se equilibre la situación entre las empresas que otorgan pasajes y las que no, ya que también es un tema importante para acordar y solucionar.
El Dr. Dos Santos menciona además, la necesidad de invitar al interior de la provincia a formar parte de la Cámara de Empresas de Transporte, ya que en la actualidad, los empresarios del interior no cuentan con un organismo que los represente y esto sería muy importante para contribuir en los acuerdos posteriores a tomar.
Con mucha cautela, toma participación el Director de Discapacidad de la Municipalidad, el Sr. Almada (persona no vidente), quién manifiesta que realizar los trámites para el certificado, es muy engorroso para un discapacitado, entonces es necesario tomar conciencia de ello. Además propone que las personas discapacitadas que se encuentren trabajando, es decir, que cuenten con un ingreso económico independiente, aporten el 50% de la tarifa del pasaje al momento de viajar, así se evitarían muchos inconvenientes.
Cerrando la reunión, se resumen los objetivos a cumplir:
- Unificación entre las partes y contrapartes intervinientes en la problemática.
- Mejoras en la accesibilidad de los transportes.
- Control de los malos tratos hacia las personas discapacitadas.
Finaliza el encuentro el Dr. Nosiglia, invitando a todos los presentes a reunirse con la Presidenta de la Comisión Nacional de Personas con Discapacidad, la diputada Beatriz Fontanetto; quien visitará Misiones los días 13 y 14 del mes de Noviembre del corriente, para tratar de apuntar el tema discutido y así poder avanzar con una solución (unificación) favorable para todos.

¿Cómo orientarnos en las calles de Posadas?

Bárbaro, Natalia Daiana
Díaz, Sofía Analia
Escobar, Sara Ingrid
Leguiza, Gabriel Eduardo
Zub Centeno, Mônica

Esta redacción surge de algo que nos ocurrió mientras nos íbamos al comedor universitario después de salir de clases. Éramos un grupo de 5 personas que entre charla y charla mostrábamos la preocupación por la cantidad de trabajos y parciales que se nos acercaban en la facultad. Estábamos como quién diría “con la cabeza en otro lado”.
Casi llegando al comedor, caminando por la calle Belgrano cerca de una esquina, una señora que nos dijo que era del interior de la provincia, nos preguntó qué calle era esa en la que nos encontrábamos. Entonces nosotros titubeando, mirándonos entre nosotros y buscando alguna respuesta a la pregunta, giramos la cabeza tratando de encontrar algún edificio o punto de referencia urbana. Nos dimos cuenta que ni nosotros sabíamos dónde estábamos parados. Sólo sabíamos que caminábamos por la calle Belgrano.
Esto terminó en que ninguno de nosotros supo darle a la señora la respuesta concreta que ella esperaba, sino que respondimos con cierta inseguridad: “parece que es la calle Jujuy” y decidimos, como mejor opción, decirle que le preguntara a la gente que se encontraba en ese momento en la parada de colectivos.
Así es que nos surge el interés por averiguar si las calles están correctamente señalizadas con sus correspondientes nombres. Para comprobar esto, comenzamos a prestar atención a las nomenclaturas de la calles las veces que caminábamos por el centro de la ciudad. Nos dimos cuenta de que la mayoría de las que se encuentran dentro de las cuatro avenidas están sin su correspondiente nomenclatura o sólo aparece el poste sin la chapa de indicación del nombre. Es más difícil todavía encontrar alguna encrucijada que tenga los cuatro carteles de una señalización ideal. Se puede decir que las esquinas donde se cruzan las calles Buenos Aires y San Martín son unas de las mas cercanas a cumplir con este requisito, ya que cuentan con dos esquinas señalizadas (aunque los carteles están muy dañados y puede prestarse a confusiones). Otras esquinas como Colón y Santa Fe; Belgrano y San Lorenzo; Buenos Aires y Córdoba, cuentan con una única esquina señalizada.
Además habiendo hecho un recorrido por el largo trayecto de la calle Belgrano, observamos que en su intersección con las calles Félix de Azara, Colón, Ayacucho, Junín, San Lorenzo y Jujuy, no existe señalización alguna.Estos son ejemplos de una realidad urbana que abarca a gran parte de las calles del centro. Es por ello que cuando caminamos por Posadas atravesamos “calles que nos desorientan”, por lo tanto el método más efectivo es el de preguntar para llegar a destino.

¿Cultura en Casa de Gobierno?

Juan Rotela
Mariela Guardado
Daiana Gomez Brauvano
Rebeca Benozio


La Casa de Gobierno de Misiones, para mucho un lugar donde sólo se respira política, para algunos el lugar de los reclamos y reivindicaciones sociales y para otros una simple casa antigua de la cual nada interesa. Pero podemos apreciar que en algunos aspectos va más allá de una simple construcción. Uno de los caso es la muestra Ricardo Moreno, artista Misionero y defensor activo de nuestros recursos naturales, además docente en diferentes centros educativos de ciudad
“Soy uno de los pocos artistas que enseña su profesión, lo hice en el Centro Cultural San Martín entre otros, tal vez por eso no soy tan conocido en el ámbito cultural de la provincia” comentó Moreno, el artista que realiza sus trabajos sobre desechos de madera y mármol, donde plasma una mirada crítica de la sociedad dejando su impronta en obras que no buscan fin comercial, según sus apreciaciones: “Me considero un artista, un trabajador del arte pero no un artesano. El artesano vende sus obras y vive de eso, hace cosas que son útiles para alguien, yo vivo de otras cosas y lo que hago con mis obras es por contemplación espiritual”, expresó Moreno quien resaltó la importancia de preservar el ambiente que tanto es castigado en los últimos tiempos.
Así, con trozos de madera que los aserraderos descartan y pedazos de mármol que trae desde San Luis crea sus obras. “Ellas no tienen una temática definida, pero sí trato de expresar los problemas sociales que acarreamos y los daños ambientales producidos por nosotros mismos”
Al consultarlo sobre la importancia de su exposición en un lugar tan emblemático como la Casa de Gobierno dijo que le parece interesante el hecho de estar exponiendo en ese lugar pero remarcó que en materia de cultura hace falta mucho más que esto para contribuir al debate. “Mi preocupación más importante es que la gente no toma conciencia sobre el daño que le genera al medio ambiente, por ello mis obras buscan dar un aporte a la conciencia colectiva”

Sus trabajos demuestran el compromiso más allá de las palabras que el actor tiene con las causas que defiende. Algunas de sus obras, como “Llamado de Atención”, interpreta según sus dichos, la decadencia de nuestra sociedad y las divisiones que se sufren día a día por los intereses hegemónicos que perjudican la vida y la naturaleza de nuestra tierra destruyéndola poco a poco. Mostrando cómo por intereses personales y corporativos la tierra pierde lo más preciado que tenemos, nuestros recursos naturales.
Una forma diferente de comunicar lo que nos sucede, lo que nos afecta y nos lastima comentó Moreno. “Si bien esto no es suficiente es un aporte para que la juventud se comprometa y luche de manera activa”. Aunque recalcó que esto debe contar con gran apoyo del Estado en ámbitos como la educación, la salud y la cultura.

Es un gran aporte que Ricardo Moreno tenga un espacio privilegia como la Casa de Gobierno, por lo que significa para todos, un monumento histórico que debe ser revalorizado y mostrado a la sociedad en su totalidad. Ricardo Moreno lo consiguió mostrando sus impactantes obras y generando espacios de debates y reflexión entre los visitantes. “Sólo busco la participación y reflexión de la sociedad”, dijo Moreno para finalizar, expresando así el fin de sus obras

Don Vicente y su Centro Cultural

Camila Oliveira
José Oliveira
Noelia Rinaldi
María Itatí Rodríguez




El Centro Cultural Vicente Cidade funciona desde el año 1993. En sus inicios se llamó Centro Cultural Misiones y fue fundado por el gobernador Julio César Humada. Desde el 2004, lleva el nombre del músico, compositor y poeta Vicente Cidade. En la actualidad, la dirección del Centro está a cargo de Mirta Liliana Toux, que comenzó este año su gestión.
Liliana nos contó acerca de las particularidades de este espacio y lo que la diferencia de otros Centros Culturales en la ciudad de Posadas. De este modo, destacó que el “Vicente Cidade”, no es sólo un espacio exclusivamente destinado al teatro sino que también se realizan otro tipo de actividades culturales: exposición de cuadros, presentación de libros, talleres de teatro, danzas, cursos de tejido, conciertos, recitales, clases de yoga, presentaciones de distintos eventos de escuelas de arte, de inglés, entre otras, que “hacen uso” del lugar. “En estos días el Servicio Penitenciario está por hacer una muestra de artesanías que se hicieron en la cárcel”, nos contó Liliana.

El “Cidade” abierto a los artistas
El Centro Cultural está abierto a todo el público que lo solicite. Los requisitos son la presentación de una nota ante la directora, Liliana Toux. Ella nos aclaró que “hay que presentar la nota con uno o dos meses de anticipación, ya que cedemos el espacio siempre y cuando se disponga de fecha y de tiempo, es accesible para todos. El Centro Cultural está al servicio del artista y de la gente”. De esta manera, los artistas que utilizan el Centro Cultural tienen a su servicio no solamente la sala con una capacidad para 150 personas, sino también las luces, el personal técnico, el aire acondicionado.
Los costos que se manejan para la disposición de estos servicios son mediante el 20% de la boletería. “Lo único que queda para el Centro Cultural es un 20% de la entrada vendida que es para gastos internos, refacciones. Hayan venido diez, veinte personas o la sala haya estado llena, es lo único que se le exige, esto es posible ya que el Centro no paga alquiler”, nos contó la encargada. De esta manera el artista está tranquilo porque él no pierde dinero.

Zygmund Kowalski, Horacio Quiroga y Ermelinda de Odonetto:
presentes en el Cidade

El Centro Cultural, también una de las sedes del Festival Provincial de Teatro, cuenta con tres salas. En cada una de ellas, se rememora a personajes de la provincia que dejaron y dejan su huella en nuestra cultura.
Por un lado, en la Sala Kowalski, nos relató Liliana que “en el mes de octubre, que es el mes del cumpleaños de Don Kowalski, él hace su muestra, su exposición”. Por otro lado, en la Sala Quiroga se realizan actividades múltiples como danzas, teatro, ciclos de cine, títeres, presentación de libros. Por último, en la Sala Oddonetto se llevan a cabo talleres de danzas.
Para promocionar estos espacios se armó una Cartelera en frente del Centro Cultural, para que de este modo “la gente pase y vea qué es lo que se está ofreciendo en el Centro, para que sepa que acá hay actividades.”, nos contó la encargada, y agregó que “el público de acá es alguien que pasa tipo nueve, nueve y media de la noche y si ve que hay algo que le interesa entra y se queda. Es un hábito.” El público se acostumbró a eso ya que el Cidade tiene actividades todos los días de la semana.

Relación con los nuevos espacios culturales y la respuesta del público
A diferencia de lo que nos contó Buki Rosas, director de la Sala Independiente “Laberintos”, la encargada del Vicente Cidade nos comentó que con el Centro del Conocimiento se comparte todo y tal vez con el tiempo se trabaje en conjunto. Cabe destacar, que ambos, el Cidade y el Centro del Conocimiento están subvencionados por el gobierno provincial. Así, Liliana Toux aseguró que “el Centro del Conocimiento está haciendo que la gente conozca el lugar y participe de estos tipos de eventos. Creo que el Centro del Conocimiento es un lugar que la gente visita más los fines de semana. Y como acá hay actividades todos los días, no deja de venir gente. Yo creo que son visitados los dos lugares”.
La encargada del Cidade cree que este tipo de actividades tendrá continuidad en Posadas y tal vez produzca una “movida cultural” distinta en la ciudad, un cambio para “que la gente se acostumbre a ir a ver teatro, participe más aunque el público sea un poco apático”.
De esta manera, el Cidade ofrece a los artistas una posibilidad para la exposición de sus obras: pinturas, teatro, danzas, música, al mismo tiempo que está supuestamente abierto a toda la comunidad que quiera sumarse. Hay que tener en cuenta los tiempos que se manejan en el Cidade para la asignación de los espacios a las personas que se interesan en utilizar sus instalaciones.

martes, 4 de noviembre de 2008

Una manera distinta de aportar…

Analía Díaz
Daiana Barbaro
Gabriel Leguiza
Monica Zub Centeno
Sara Ingrid Escobar

A principios del siglo XX, el arte de vanguardia aspiró a ganar un nuevo lugar en la sociedad moderna, abandonar el museo –entendido como espacio consagratorio de la cultura burguesa-, para formar parte activa de la vida de la sociedad. En este movimiento, el espacio urbano, como espacio abierto, resultó clave pues es él el que nos pone en contacto directo con los que allí se encuentran.
Siguiendo estas ideas, se decidió realizar una campaña de sensibilización acerca de la Trata de Personas de una manera diferente, a través –justamente- de una intervención urbana.
Esta manera de intervenir en el espacio público se realizará a través de la participación activa de las personas, pues van a ser ellas las que van a intervenir por medio de la utilización de esténciles con diferentes colores, imágenes y frases, que serán pintados en planchas de madera y donde cada uno dejará su huella en repudio a la problemática.
La intervención se llevará a cabo en conjunto con la Coalición “Alto a la Trata”, la colaboración del Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia y la ONH CIMDE (Centro de Investigación Multidisciplinario para el Desarrollo); con ella se pretende contribuir de una manera diferente y creativa a las campañas de concientización y sensibilización acerca de la trata de personas.
Para la difusión del evento se realizaron productos gráficos tales como afiches y volantes que serán distribuidos en la ciudad y productos radiofónicos como spots y micros radiales que serán difundidos en diferentes radios de la provincia y en la ciudad vecina de Encarnación (Paraguay).
El martes 25 de noviembre, “Día de la Eliminación de la Violencia hacia la Mujer”, se llevará a cabo dicha intervención urbana en repudio a la trata de personas en la Plaza San Martín de la ciudad de Posadas. Esta actividad, organizada por un grupo de alumnas de Comunicación Social, comenzará a las diez de la mañana y se desarrollará a lo largo de la jornada.
Quienes quieran participar de la actividad y colaborar en esta lucha contra la trata de personas están invitados a hacerlo, a ser partícipes en esta manera distinta de aportar…

Moda calabaza

Mora Rodríguez Midón
Lara Schwieters

Caminando por el centro de la ciudad a fines de octubre observamos que algunas vidrieras comienzan a presentar un decorado temático referente a la fiesta de Halloween, celebrada el 31 de octubre. La tradición norteamericana –basada a su vez en las tradiciones celtas que datan del siglo VII llamado el “Día de Todos los Santos”- se hace presente en diferentes actividades fuertemente ligadas a la publicidad y al consumo.
Por esta época los vendedores de la zona céntrica como kioskos, tiendas de ropa, casas de disfraces y cotillón transforman afanosamente sus vidrieras en verdaderos altares al culto de Halloween.
“Vendemos disfraces y accesorios para fiestas de Halloween desde hace ocho años. Hace tres años empezó el furor, de 10 disfraces vendíamos dos y ahora de 15 vendemos todos. Antes sólo vendíamos a chicos que iban a institutos de inglés, ahora vendemos al público en general, gente grande, cumpleaños de quince que caen en esa fecha, a personas profesionales, por ejemplo del Colegio de Abogados, médicos, contadores. Aproximadamente para una fiesta de 70 personas un profesional puede gastar 500 pesos”, nos dijo el encargado del cotillón “Papitas”.
En tanto su vecina de cuadra, la dueña de la casa de disfraces “Mir Pol” nos comentó que “todos los años diseñamos y confeccionamos disfraces nuevos para Halloween. Nuestro público para esta fiesta son los chicos que van a inglés, es la única fiesta que hacen todos los institutos que enseñan el idioma. Después tenemos personas grandes que organizan fiestas privadas y cumpleaños. Alquilamos el disfraz por 24 horas. Un disfraz completo sale entre 25 y 100 pesos. Lo que más piden es el de bruja, la túnica, la máscara de la película Scream, los diablos para los hombres y las brujas para las mujeres”.
Los kioskos, por su parte, ven en esta fiesta una estrategia más para aumentar sus ventas. Es así que se pueden observar tanto negocios chicos como grandes totalmente tematizados, envueltos en telarañas y con calaveras sonrientes.
A ese ritmo, proliferan también las fiestas particulares basadas en esa temática, y hasta fiestas electrónicas que aprovechan la efeméride para incorporarle un condimento a la convocatoria.
En los institutos de inglés –sobre todo los que enseñan inglés americano- el festejo forma parte del año curricular. Lo utilizan como temática de la que se desprenden diferentes actividades, como lectura de textos y manualidades, tal es el casa del American Institut. “Nosotros lo tomamos como una ocasión para que los chicos se disfracen y hagamos juegos. Días antes trabajamos sobre la lengua pero haciendo referencia a la celebración, ya que leen textos en inglés, averiguan sobre las costumbres de la tradición pagana. Hacen algunas manualidades como farolitos, zapallos calados con caras y hacemos los juegos tradicionales”, explicó Cecilia Benassi, directora del instituto.
Asimismo indicó que surgieron algunas críticas por parte de los padres y por eso decidieron dejar de hacer los bailes con disfraces de terror. Desde su postura también reconoce que hay una imposición cada vez más fuerte que llega a través de los medios, “y no queremos sentirnos culpables de promover esas influencias de afuera, por eso tratamos de hacer algo sencillo, como fiesta de disfraces y juegos nomás”.
En First Step, la fiesta se organiza desde principios de los ’90 –el instituto abrió en 1989-. Su actual directora, Bárbara Olivilla, indicó que: “antes los chicos salían a repartir caramelos al centro porque la gente no conocía la fiesta, desde hace tres años sólo se disfrazan y hacemos juegos dentro del instituto. Los que están en segundo organizan e investigan acerca de los juegos, sobre los fundamentos del ritual no porque más o menos saben de qué se trata por las películas”, dijo.
Sobre el aspecto comercial explicó que “por todos lados se consiguen las golosinas temáticas que algunos se compran; y los disfraces les decimos que no alquilen, que traigan lo que tengan. Los más comunes son de bruja, Morticia para las nenas y Drácula, Frankestein o diablo para los varones. Todos se maquillan, se dibujan cicatrices, y eso es lo que más les gusta”.
En un Kiosko de San Lorenzo casi Catamarca el decorado estaba armado casi como una escenografía teatral. En base a las golosinas que vienen para la ocasión –no son muy accesibles ya que una calabaza de plástico tamaño pelota de fútbol con caramelos cuesta $ 18 y un fantasma chico sale $ 15- los repartidores de Arcor realizan concursos zonales y los quiosqueros colaboran con la causa, para ofrecer una vidriera llamativa.
Algunos metros más lejos, dos tiendas de ropa se suman a la temática con guirnaldas de calaveritas, escobas de bruja y arañas de plástico. Los maniquíes también se disfrazan de Scream, Drácula y brujas con caretas baratas.
Anti – Halloween
Mientras más fiestas se puedan celebrar, más productos podrán lanzarse al mercado, de esta manera todo tipo de festejo será bienvenido y promovido hasta el hartazgo.
Algunas miradas se oponen a esta fiesta importada por considerarla un ritual satánico encubierto como fiesta infantil. Desde la última semana de octubre en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales aparecieron en las paredes unos carteles contra esta celebración: http://hijobobo.blogspot.com/2007/11/halloween-no.html
Mientras tanto muchos son los que practican el juego de salir a la calle, golpear puertas y enunciar “dulce o truco”. Definitivamente truco, las calaveras y calabazas –cabezas vacías- te sonríen.

La Injusticia a dos metros…

Diego Andrusyzyn
Ricardo Lencina

Una tarde, casualmente nos desviamos del camino que acostumbrábamos tomar para llegar a la casa de un compañero. Entramos en un barrio que a juzgar por su aspecto, era de clase media; con algunas calles de adoquín y otras de tierra; casas de material, unas más humildes que otras pero visiblemente dignas. Luego de caminar un par de cuadras, de repente nos topamos con una realidad que parecía fuera de contexto: en uno de los lados de la calle, se abría un pasillo de aproximadamente 15 metros de ancho y 60 de largo, con pequeñas casas de madera en un estado de miseria y hacinamiento alarmantes. Un asentamiento habitado por catorce familias sumergidas en la pobreza y la marginación, a 10 minutos del centro de la ciudad. Y lo que va más allá de la paradoja para convertirse en algo escandaloso: el asentamiento está ubicado exactamente detrás del ostentoso Palacio de Justicia (Av. Sta. Catalina 1735), pegado al muro que contiene la parte posterior de éste. Un Palacio de Justicia en cuya construcción el Estado gastó alrededor de 18 millones de pesos, según el informe de la Comisión Especial Investigadora de las Contrataciones Públicas del Estado Provincial. (Fuente: http://www.diputadosmisiones.gov.ar/)


Dos días después, decidimos volver al lugar, ya con el grabador y la cámara de fotos, dispuestos a conseguir testimonios de la vida de esta gente. Al ir internándonos por el “pasillo”, nos íbamos dando cuenta del grado de hacinamiento y miseria: el piso del terreno era de tierra y a pesar de que eran días soleados y calurosos, el barro persistía como una dificultad más. Cerca de una veintena de niños chiquitos, correteaban por ahí, desnuditos, sucios, jugando entre las gallinas y los perros, expuestos a condiciones insalubres. Las casillas eran de madera, pequeñas, una pegada a la otra, con evidentes problemas de humedad, higiene, espacio, comodidad, y donde seguramente el agua se filtraba con irreverencia en los días de lluvia. Además, el lugar contaba con sólo dos baños para 14 familias, las cuales llegaban a tener un promedio de hasta 19 integrantes cada una.

Apenas llegamos nos trataron con mucha amabilidad. Pasamos, nos dieron algo de tomar –eran las 15:40 de la tarde, hacía mucho calor-, y al rato estábamos frente a “Doña María” (una señora de 60 años aproximadamente), que sentada en su taburete y tereré de por medio, nos iba respondiendo las preguntas que le hacíamos.



Los de carne y hueso

Allí estaba “Doña María”, una señora que soportó los embates de la miseria desde siempre. Su mirada lo decía todo, desde aquellos ojos que no habían visto más que dolor, sufrimiento, padecimiento, pobreza.
Al presentarnos, nos tendió amablemente la mano para saludarnos. En un primer momento, la invadió una mezcla de timidez y desconfianza, que luego, con el transcurrir de la charla, desapareció definitivamente. Le comentamos que éramos estudiantes de Comunicación Social, y le explicamos la razón de la visita. Luego de escucharnos atentamente, dejó fluir como un río incontenible, toda su desesperación e impotencia: “Yo hace 24 años y 10 meses que estoy acá, compartiendo el lugar con 14 familias más (…) hace 7 años nos dijeron que nos iban a cambiar a un lugar mejor, pero fueron sólo dichos (…)”, nos contó con notable resignación. Cuando le preguntamos si acudieron a alguna autoridad para hacer conocer su situación, nos dijo que lo único que recibieron fueron respuestas que carecían de propuestas para una posible solución, dejándolos así más a la deriva: “(…) fuimos a Yacyretá, nos dijeron que allí no figurábamos, fuimos al I.PRO.D.HA. (Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional) nos dijeron que tampoco figurábamos, fuimos a la Municipalidad y allí tampoco estábamos (…) nosotros estamos a dos metros de la vista del gobierno (en referencia al Palacio de Justicia), no pueden decir que no nos ven, que no existimos (…) ahora sí, cuando estaban en campaña política vinieron, pero no ellos (los políticos) sino los punteros, a prometernos ‘el cielo y la tierra’ a cambio del voto (…) y cuando terminan las campañas políticas se olvidan de nosotros y de que somos personas también (…) si ellos nos dan un lugar para mí y mi familia, donde vivir bien, y tenemos que pagar el alquiler, trabajaríamos entre todos para pagarlo, todo sea para vivir como la gente, en una casita digna (…)”.


La familia de “Doña María” es numerosa. Entre hijos y nietos llegan a 16 integrantes. Para colmo de males, ella tiene una hija discapacitada que cuenta con una asistencia prácticamente nula: “(…) hay días que mi hija discapacitada sufre ataques de nervios, yo no puedo dejarla sola, tengo que quedarme a cuidarla y no puedo salir a hacer mis changuitas (…)”. Además casi ninguno de sus hijos pudo terminar los estudios primarios porque era necesario salir a la calle a trabajar. Respecto a esto nos contó lo dificultoso que es para ellos conseguir trabajo: un hijo de ella había sido tomado como empleado en una farmacia, y cuando se enteraron que vivía en una villa miseria lo despidieron. Una de sus hijas también había conseguido un trabajo, la despidieron cuando le contó a su jefe que tenía seis chicos.
Los casos que nos contó esta señora, son sólo los que se dan en el seno de su familia. Hay que pensar, también, que las otras 14 familias que habitan el asentamiento, tienen los mismos –o peores- problemas de miseria, inasistencia, discriminación, enfermedad, exclusión, abandono, y muchas desgracias más, inimaginables, con las que tienen que lidiar diariamente. Para ellos la vida está llena de barreras, infortunios, vejaciones, mentiras, promesas incumplidas. Aún así ella -que ha recorrido ya gran parte de su camino- sigue clamando desesperadamente por igualdad y justicia, por que se cumplan los derechos de toda persona, más que nada para que sus hijos y nietos puedan construir un futuro: “(…) queremos el bienestar para nuestros chiquitos. Nosotros ya pasamos por todo, ya somos viejos, pero no queremos que ellos sufran lo mismo (…) Estamos cansados de las promesas de los políticos. Somos de carne y hueso, igual que ellos, eso es lo que quiero que entiendan, y tenemos derecho a vivir mejor, como vos, como el intendente, como el gobernador, porque somos seres humanos (…) denle una oportunidad a estos jóvenes (en referencia a dos de sus hijos que estaban cerca), que puedan trabajar, ya que no pueden estudiar (…) ni trabajar les permiten, sólo porque viven en la villa (…)” exclamó dolida.
Una vez terminada la visita a esta gente, dimos la vuelta a la manzana, nos paramos frente al Palacio de Justicia, y luego de observarlo en silencio, aún con las sensaciones pesadas que nos había dejado aquella tarde, coincidimos: solamente con la plata invertida en las escalinatas, se pudieron haber solucionado los problemas básicos del asentamiento de atrás.


Empujados a sobrevivir

Sólo en contacto con estas realidades uno se da cuenta que esta gente tiene todo “a contra mano”. Para ellos cada día que nace está signado por padecimiento. Ellos tienen poco tiempo para soñar con un futuro, porque ese tiempo lo tienen que ocupar para sobrevivir en el presente. Sobrevivir en el sentido de escaparle día a día a la muerte, al hambre, a la enfermedad, al abandono de persona, a las consecuencias de la constante exclusión. Son empujados a sobrevivir, en lugar de gozar del derecho a construir un mejor vivir y disfrutarlo. Ellos son los desoídos, los ignorados, los apartados, los desplazados por un sistema que los despoja de su humanidad: viven “como chanchos”, según palabras textuales de “Doña María”. Sistema que cuenta con ellos como números, no como personas: en las campañas políticas los pobres son “el voto”.
Y así, los gobiernos construyen sus monumentos, colosales obras de infraestructura que salen millones y millones de pesos. Claro ejemplo de esto es el Palacio de Justicia –si se quiere de la injusticia-, que exhibe su opulencia frente a los ojos de los hambrientos y desamparados; un Palacio de Justicia que para ellos es un gigante que les tapa el sol y los golpea a diario con su lujosa presencia.

Vamos al Unión…

Lozina, Martín
Espinola, Carola
Ayala, María José
Espinola, Milciades



Sábado por la noche, llueve mucho, sin saber donde ir con amigos y buscando alternativas en la Posadas desierta por la lluvia, caminamos por las calles anegadas y descubrimos que el Unión estaba abierto, después de mucho tiempo.
El lugar parece diferente, las mesas y las sillas son de madera, la iluminación es mayor, la ubicación de las cosas ha cambiado. Todo es nuevo, hasta el piso ha sido modificado. La música estaba a bajo volumen (suena reggaeton), se puede conversar y se oye el murmullo de la gente. El servicio ha cambiado notoriamente, son relucientes los posavasos del Unión y sirven pochoclo, ¡toda una novedad!

Los clientes no son los habituales del lugar, quizás porque no saben que se reabrió el lugar. Majo una de las pocas concurrentes asiduas al lugar comentó: “me senté y la gente me pareció diferente a la que estaba habituada a ver acá”, también nos hizo notar que: “cuando me dirijo al baño, voy directo hacia donde anteriormente era el de damas, y me encuentro que han cambiado las ubicaciones, el baño esta nuevo, con colores pastel, ¡había papel higiénico y papel para secarse las manos!, las puertas tienen cerrojo, cosas que antes no existían”

Motivados por los cambios ocurridos en este local, uno de los últimos reductos alternativos de la noche posadeña, nos acercamos a hablar con el nuevo gerente Nicolás. El nos comenta que los cambios se han hecho porqué la Comisión Directiva de Club Unión, decidió no renovar la concesión al anterior gerente y ahora se comienza una nueva etapa del bar, con nueva gente al frente y unos cambios estéticos.
Hablando con uno de los chicos que trabaja en la barra nos explicó que los cambios apuntan a generar una nueva imagen y mejorar la calidad del servicio, y afirmó que: “cuando se tuvo remodelar esto fue una guerra contra las ratas y cucarachas”.
La idea de los que se han hecho cargo del Bar del Unión es la de mantener los servicios de venta de bebidas y comidas rápidas, pero esto último se está demorando un poco por las refacciones que le han tenido que hacer a la sección de la barra y la cocina, espacios que han sido ampliados y mejorados, para cumplimentar las normativas municipales referidas a salubridad. En cuanto al expendio de bebidas, ha ocurrido otra novedad, a cada rato se escucha “¡no tenés coca!” lo cuál se da por una cuestión de exclusividad que ha obtenido otra afamada marca de gaseosas. Pero los precios de las bebidas continúan tan económicos como históricamente fue en este lugar.
Esta por saberse cómo tomarán estos cambios los que hacían del Unión un bar de culto por la noche, un lugar alternativo, y discreto, donde si bien se concurría en forma masiva, mantenía su status de under. Y cómo lo tomarán los chicos de la secundaria, que todas las tardes se reunían a tomar unas gaseosas, y jugar al metegol, al cual también le ha llegado el auge de renovación, y lo han pintado a nuevo.

Las personas que se hicieron habitúes al Unión de antaño, eran personas que se apropiaban del lugar, hacían de él un lugar de encuentro entre pares; quienes lo tenían como un lugar fuera del círculo comercial de Posadas, utilizaban el espacio como un ambiente donde hacer las previas o post recitales o eventos culturales; o simplemente para juntarse con amigos a tomar algo y charlar.
La idea del nuevo emprendimiento es revalorizar la atención y a la vez mantener el espacio ganado en la gente, todo esto está enmarcado en una nueva idea de reflotar al Club, ya que además se han rehabilitado las canchas de básquet y de paddle; lo que resta por saber es cómo interactuarán las ideas de un lugar más limpio y visible y las ideas de un reducto del under posadeño.